Inicio
Optometría
Opto. comportamental
Examen optométrico
Anomalias
Tratamiento
Contactología
Audiología
Terapia Visual
Terapia Bérard
Biblioteca
Productos
Catálogo
Cerca de ti

EXAMEN OPTOMÉTRICO

El Optometrista Comportamental, es un profesional áltamente cualificado conocedor del desarrollo general del individuo y de la interactuación de la visión en este desarrollo general. Áreas que se tienen en cuenta:

  • Neurofisiología.
  • Desarrollo motor.
  • Desarrollo cognitivo.
  • Terapias psicopedagógicas.
  • Clínica optométrica.
  • Diagnóstico y tratamiento de los problemas visuales.
  • Diagnóstico y tratamiento de los problemas de desarrollo motor; aspectos de lateralidad y direccionalidad; procesamiento de la información; técnicas de reeducación visuocognitiva.
  • Uso de técnicas especiales: fototerapia, filtros para la lectura y escritura; prismas posturales; prismas compensatorios.

Por eso mismo en Óptica Bellreguard realizamos un extenso y detallado examen visual. Dependiendo de las características del paciente el examen optométrico evaluará más detenidamente unos ámbitos u otros. Consta de varias fases.
 
Fases del examen visual

Anamnesis

La anamnesis es el término específico empleado en los conocimientos y habilidades de la semiología clínica, para referirse a la información proporcionada por el propio paciente al optometrista durante una entrevista clínica, con el fin de incorporar dicha información en la historia clínica.

La anamnesis es la reunión de datos subjetivos, relativos a un paciente, que comprenden antecedentes familiares y personales, signos y síntomas que experimenta en su enfermedad, experiencias y, en particular, recuerdos, que se usan para analizar su situación clínica. Es un historial clínico que puede proporcionarnos información relevante para diagnosticar posibles enfermedades

Exploración y revisión de la salud visual

Este es un apartado del examen optométrico en el cual hacemos un amplio estudio ya que consideramos que tener un ojo sano es muy importante. Para Óptica Bellreguard la salud visual no es solamente ausencia de daño, sino que va mucho más allá, es la exploración de los medios oculares circundantes a la visión para una prevención de cualquier posible infección, enfermedad, trauma, degeneración… Un buen examen conlleva una buena prevención, y así mayor posibilidad de evitar peores consecuencias.

De nuestros ojos dependen la mayoría de las actividades que realizamos y de las que dependemos, como comunicarnos, leer periódicos o identificar señales de tráfico, trabajar, ver la televisión o algo tan simple como ver la hora en el reloj o los precios de los artículos de la compra.

Dentro de esta exploración realizamos:

- Revisión de polo anterior:

El polo anterior del ojo está compuesto por la  córnea, el iris y el cristalino. Las patologías más frecuentes que afectan al polo anterior son traumatismos oculares, inflamaciones o infecciones de la conjuntiva, degeneraciones de la córnea (como el querotono) y  cataratas.

- Revisión polo posterior:

Es la parte del ojo que comprende las estructuras desde el cristalino hasta el fondo del ojo. Esto es, el cristalino, humor vítreo, úvea,  retina, y nervio óptico. Comprende más o menos dos tercios del globo ocular. Las patologías más frecuentes que afectan al polo posterior son las relacionadas con enfermedades sistémicas, como hipertensión arterial, diabetes y patologías propias de la retina como degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o desprendimiento de retina.

- Medida de la presión intraocular:

La presión intraocular es la presión que ejercen los líquidos oculares contra la pared del ojo, la cual es necesaria para que este órgano se mantenga distendido. Su valor medio es 16 mm de Hg y puede medirse fácilmente con ayuda de un dispositivo que se llama tonómetro. El equilibrio entre producción y reabsorción del humor acuoso es el principal factor que determina el nivel de presión intraocular. Por otra parte la elevación de la presión intraocular o hipertensión ocular es el principal factor de riesgo para que se desarrolle una enfermedad del ojo conocida como glaucoma. Se trata de un dato  que se ha de relacionar con el resto del exámen visual. 

- Revisión fondo de ojo:

La oftalmoscopía o estudio del fondo del ojo es una técnica diagnóstica que consiste en visualizar el polo posterior del globo ocular, que incluye retina, disco óptico, coroides y vasos sanguíneos.

Queratometria

La queratometría es una prueba realizada a un paciente en la que se determinan los parámetros  y regularidad de la superficie  córneal, tales como la medida de sus radios de curvatura (puesto que la córnea no suele ser esférica, con el mismo radio de curvatura en todos sus puntos). Esta prueba es muy importante, sobretodo, para una correcta adaptación de lentes de contacto.

Comprobación y/o verificación de la agudeza visual

La agudeza visual es la capacidad del sistema de visión para percibir, detectar o identificar objetos espaciales con unas condiciones de iluminación buenas. Este dato se obtiene para visión de lejos y para visión de cerca. La agudeza visual no nos indica que esfuerzo hace el ojo para ver.

Binocularidad y eficacia visual

En este apartado es donde el optometrísta desarolla sus conocimientos en optometría comportamental, porque como ya hemos dicho anteriormente, no es lo que vemos únicamente, no es simplemente poder diferenciar, con un ojo, dos puntos a cierta distancia, sino como interpretamos dicha información, como la asimilamos y procesamos la información proveniente de los dos ojos que tenemos simultáneamente y que hacemos con ella. En este apartado se estudia el "que hacen los ojos para ver", que esfuerzo o estres le supone.

Juicio diagnóstico

Esta última, pero no por ello menos importante, de las partes del examen optométrico es la que el optometrísta utiliza para, a la luz de los resultados, comunicar a su paciente el diagnóstico obtenido y las opciones que pueden barajar.


Óptica Bellreguard  |  opticabellreguard@gmail.com