Inicio
Optometría
Contactología
Audiología
Terapia Visual
Terapia Bérard
¿Qué es la audición?
Anomalías auditivas
Método Bérard
Problema Aprendizaje
Beneficios de Bérard
Biblioteca
Productos
Catálogo
Cerca de ti

EL MÉTODO BÈRARD Y LOS PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

Muchos niños atendidos en educación especial y otros que se esfuerzan sin esa ayuda tienen con frecuencia un problema, no diagnosticado ni corregido, en su forma de oír o de procesar la información. El Dr. Bérard cree que el aprendizaje y la conducta se ven afectados por problemas como:

  • Hipersensibilidad auditiva.

  • Distorsiones auditivas.
     
  • Lentitud en el procesamiento.
     
  • Falta de coordinación que afectan al correcto procesamiento de las señales acústicas.

El método Bérard estimula el sistema auditivo con sonidos únicos para reducir o eliminar los problemas que tenga, reeduca la forma en que se procesan los sonidos. Cuando una persona procesa los sonidos adecuadamente, puede mantener su estado de alerta, disponibilidad, concentración y comprensión efectiva.

Un fallo en cualquier parte del sistema hace un efecto de onda continuo que afecta a todo el proceso dando un fallo de eficacia, produciendo que la persona pueda manifestar irritabilidad, fatiga, pobre atención, dolor, inquietud, ansiedad y confusión. Además se pueden dar problemas en otras áreas del procesamiento sensorial, como la visión, el tacto, el olfato y el gusto.

Volvemos a recordar que el sistema auditivo, con la audición tiene, otras funciones. Controla el equilibrio, la planificación y coordinación motora, ayuda en el control de los movimientos oculares y de nuestros brazos, manos y dedos cuando escribimos, nos capacita para el uso del habla y para cantar sin desafinar y contiene el centro de control de todo el procesamiento sensorial.

Cuando el sistema auditivo no funciona bien pueden surgir problemas como:

  • Pobre equilibrio y coordinación motora.

  • Petraso en el desarrollo del habla y del lenguaje.
     
  • Dificultad en la capacidad lectora.
     
  • Pobre concentración.
     
  • Pobre psicomotricidad fina.
     
  • Dificultad en las funciones visuales.
     
  • Disfunción en el procesamiento sensorial.

Con todo esto no es sorprendente que la persona esté mal organizada y tenga poca seguridad en si misma

 

 


Óptica Bellreguard  |  opticabellreguard@gmail.com