Inicio
Optometría
Opto. comportamental
Examen optométrico
Anomalias
Tratamiento
Contactología
Audiología
Terapia Visual
Terapia Bérard
Biblioteca
Productos
Catálogo
Cerca de ti

TRATAMIENTO

En la optometría moderna hay muchos y diversos métodos de tratamiento de las diferentes anomalías que nos podemos encontrar.

Lentes Oftálmicas Compensadoras

Es el tratamiento más común utilizado en la compensación de las anomalías refractivas.

  • Miopía: Se utilizan lentes negativas para acercar el foco a retina.
  • Hipermetropía: Se utilizan lentes positivas para acercar el foco a retina.
  • Astigmatismo: Se utilizan para hacer confluir los dos focos meridianos en un solo foco que coincida con la retina.
  • Presbicia: Aquí se utilizan lentes positivas para visión de cerca. A raíz de la demanda provocada por este error refractivo se impulsó la invención de las lente bifocales y de las lentes progresivas.

 

Diferentes tipos de lente

Lentes de contacto

Comúnmente llamadas lentillas. Son unas lentes correctoras o cosméticas que se ponen en el ojo, concretamente sobre la capa lagrimal que cuida y lubrica la córnea. Estas lentes son  un producto sanitario y deben cumplir todos los requisitos de éstos.

Su uso es seguro, siempre y cuando se haga con las normas adecuadas. Entre las más importantes están el lavado de manos, la aseptización de la lente en la solución y el uso dentro del tiempo adecuado, generalmente entre 8 o 9 horas al día.

A día de hoy hay muchos tipos de lentes de contacto, diferencias por:

  • Materiales
    • Duras - RPG (Rígidas Permeables a los Gases) hechas de PMMA (PolyMethilMethAcrilate)
    • Blandas - Tipo de lente de contacto más utilizada en la actualidad. También llamadas lentes hidrofílicas. Pueden ser, entre otros materiales, comfilcon A, methafilcon A, omafilcon A, Nelfilcon A.
  • Remplazo
    • Convencionales
    • Mensuales
    • Uso prolongado (varios días y noches)
    • Diarias

Lentes prismáticas

En óptica, un prisma es un medio transparente limitado por caras planas no paralelas con el que se producen  reflexiones, refracciones o descomposiciones de la luz.

Los prismas se utilizan para normalizar desviación horizontales y/o verticales para que así el individuo no vea doble.

Terapia Visual

Muchas veces unas gafas o unas lentillas no son la solución para todos nuestros problemas visuales. Un problema visual puede no ser un problema patológico en nuestros ojos o no es un problema de baja Agudeza Visual. Un problema visual puede estar enmascarado por otro problema en otra área y viceversa.

Estos problemas visuales a los que nos referimos son problemas en la funcionalidad de nuestro sistema visual. Nuestros ojos pueden estar sanos, e incluso, podemos ver un 100% de agudeza visual, pero el sistema no funciona bien, no es eficaz por diferentes motivos (problema acomodativo, problema de coordinación entre ambos ojos, ojo vago, estrabismo, problema perceptivo para procesar la información del entorno, etc.). Estos problemas no se solucionan simplemente con unas gafas, o al menos, no con el uso de las gafas que mucha gente conoce. Nuestro sistema visual no funciona bien y hay que enseñarle a hacerlo correctamente. Eso se consigue mediante la terapia visual optométrica, también llamado entrenamiento visual.

Por eso, en Óptica Bellreguard, como optometristas comportamentales, consideramos la visión como una parte integrante de un todo. Por tanto, no trabajamos la visión de forma aislada sino integrándola con el resto de los sentidos. De esta manera, no sólo se enseña al sistema visual a trabajar de forma eficaz y bajo máximo rendimiento, transformando malos patrones visuales, en esquemas correctos sino que trabajamos la visión junto con otras informaciones sensoriales, creando nuevos hábitos de postura, iluminación, alimentación, etc., para cambiar nuestro comportamiento. 

   


  

 

 

 


Óptica Bellreguard  |  opticabellreguard@gmail.com